Cultura y artes: una deuda postergada.

Para nadie sería sorpresa afirmar que nuestro país tiene una importante deuda con la cultura y las artes. Si no me crees, hagamos un ejercicio:


¿Puedes completar el siguiente listado?


Identifiquemos lo siguiente, según tu región. Sólo artistas actualmente activos.

  • 8 artistas musicales. ¿Cuándo fue su última presentación en vivo con público masivo?

  • 6 escritores, de cualquier género ¿Cuál fue el último libro que lanzaron?

  • 4 agrupaciones de baile ¿Cuándo fue la última vez que pagaste por ver una de sus presentaciones?

  • 2 artistas plásticos. ¿Dónde es el lugar más cercano donde pudiste disfrutar sus obras?

Vayamos a otro ámbito: ¿Qué sabemos de la batalla de Cerro Grande en La Serena? ¿Cuál es la importancia de los humedales en la dinámica de los ecosistemas costeros? ¿Cuáles son las tradiciones vivas más antiguas de tu ciudad?


No, esto no es un interrogatorio, es más bien un breve ejercicio reflexivo para exponer la importante deuda pendiente con la cultura y las artes en nuestro país. Una deuda sistémica y transversal que parte desde el Estado y se extiende hasta nuestra sociedad, de la cuál aún no logramos dimensionar su magnitud. En caso contrario, si pudiste responder satisfactoriamente a todo, pensemos en unas últimas preguntas ¿Por qué puedo acceder a esa diversidad de expresiones artísticas? ¿La cultura general es tan general como debería ser? ¿Es una oportunidad abierta para todos?


La cultura y las artes son pieza fundamental para el desarrollo humano y ciudadano. El conocer nuestro entorno de forma íntima: su historia, potencialidades, peligros y problemas nos proporciona una perspectiva de cómo convivir en él, cómo logramos aprovechar su máximo potencial a la vez que lo protegemos. Por eso es tan importante la cultura.


No sólo eso, también es tremendamente necesario el expresarnos dentro de este entorno. ¿Quiénes somos dentro de este espacio, dentro de esta sociedad? Cómo fluye el cuerpo, la voz, los versos, fluye la tinta, se transforman las rocas que reflejan realidades, sueños, esperanzas, miedos… Por eso es tan necesario el arte.


¿Cómo saldamos esta deuda? Ahí está el enorme desafío, pues no sólo requiere que el Estado abra diversos espacios para la difusión e inversión artística y cultural. También es necesario una labor educativa, social y personal. No basta con abrir los espacios si no tenemos un público que sepa apreciarlas. No basta con tener espacios y un público, si no tenemos exponentes que puedan dedicarse a las artes y la cultura al 100% y puedan vivir de eso.


El desafío es enorme, pues requiere un cambio de mentalidad tremendo, pero debemos dar un primer paso que abra el camino. De lo contrario, creo que nos depara una sociedad vacía, carente de identidad y expresión. Un Chile sin alma.


#esposible #DiegoFigueroa #cultura #artes #constitucion #FB #D5 #Coquimbo #LaSerena #Vicuña #Canela #LosVilos #Andacollo #LaHiguera #Salamanca #Ovalle #Illapel #Paihuano #RíoHurtado #MontePatria #Punitaqui #Combarbalá



81 vistas

Entradas Recientes

Ver todo